MAKING OF –
Mi vida como artista en progreso

He estado pensando mucho en qué significa para mí hacer cine y ser cineasta. Me recordé de un evento en particular hace seis años, cuando compartí tarima con Tatiana Huezo, Natalia Smirnoff y Mariana Viñoles, nos preguntaron como era hacer cine para una mujer.

Yo estaba embarazada de mi primera hija. Recuerdo que se habló mucho sobre el hecho de ser cineastas y ser madres. Y también recuerdo que alguien, ya no sé si fue Natalia o más bien alguien en el público, nos preguntó cómo era ser mujer y hacer cine, que cuál era la diferencia entre hacer cine como mujer o como hombre. 

En ese momento, confieso, a pregunta me pareció un poco ridícula. 

Contesté algo así: “El cine de mujeres no es per se más sensible. El cine hecho por un hombre no lo hace más o menos sensible por el hecho de ser hombre. Todo ser humano tiene las dos partes, la masculina y la femenina, y dependiendo de la persona, se tiene una u otra más desarrollada. Además, nuestras películas seguro no se parecen en nada las unas con las otras, la mirada femenina es tan diferente como mujeres hay en el mundo.”

Últimamente, he estado reflexionando mucho sobre lo que es mi mirada femenina.

El hecho de que fui socializada cinematográficamente en los años 90 y estudié cine a inicios de los 2000, donde aparte de Leni Riefenstahl, no recuerdo haber estudiado ninguna otra mujer cineasta, hace que mis referencias siempre hayan sido muy masculinas. Los roles de género en el cine con los que he crecido son de películas donde reinaban los personajes masculinos, las pelis de guerra, pelis de acción violentas con sangre y, claro, amor romántico (Toy Story, El Rey León, Jurassic Park, Forrest Gump, Schindler’s List, Saving Private Ryan, Fight Club, Titanic, Romeo+Juliet). Claro, había excepciones, muy pocas, como El Piano (Jane Campion). 

Mi cine, tanto el que he escrito, dirigido o producido, nunca tenía nada que ver con estos mundos. 

Te puede interesar: Texto original de Laura Mulvey en el cual acuñó el término “male gaze” (Visual Pleasure and Narrative Cinema)

Desde mi punto de vista de hoy, cuando analizo mis películas, veo que tienen esa particularidad: son películas con mirada femenina. Cuando hoy miro HOME – el país de la ilusión con un par de años de distancia, veo que es una película con una mirada supremamente femenina. No solo porque el personaje principal sea una mujer, ni solo porque yo soy mujer directora, sino también por la temática, el punto de vista y la forma de la peli.

He llegado a la conclusión que la mirada femenina, el “female gaze”, para mí tiene las siguientes características:

  • lxs personajes principales suelen hacer un viaje interior (vs. viajes “exteriores” de mirada masculina, donde el héroe – en su mayoría – o la heroína necesitan cumplir una misión; hay un objetivo externo). Los viajes de la mirada femenina son internos y suelen ser reflexiones muy profundas, transformaciones de autoconocimiento, aprendizajes internos del alma, de la conciencia.
  • los finales suelen ser abiertos o circulares, haciendo referencia a la misma naturaleza femenina que es cíclica (vs. finales cerrados de la mirada masculina)
  • lxs personajes (mujeres u hombres) son observadxs en su humanidad completa (vs. mirada masculina en la cual la mujer se reduce a un solo aspecto, por ejemplo su sexualidad, o un hombre también se reduce a un solo aspecto)

Como cineasta, ¿te has tomado el tiempo para deconstruir los roles de género que escribes, diriges o interpretas? ¿Has reflexionado alguna vez sobre tus miradas y por qué las adoptas? Creo que solo tomando conciencia de los roles de género y las miradas que tenemos, habrá un cambio real en el cine.

Claro, los estudios y las encuestas han demostrado que cuánto más mujeres hay haciendo cine, más diverso se torna. Esto me parece muy lógico. Pero esto no garantiza que no estemos repitiendo patrones aprendidos tanto social como cinematográficamente hablando. Cuando el cine se vuelve código, el código se vuelve cultura. Y ahí está el peligro o mejor – la oportunidad.

DETRÁS DE CÁMARAS –
Mis películas en movimiento

He enviado “SOY CRIS DE TIERRA BOMBA” a varios festivales. Trabajo con la maravillosa Marta Tato de Distribution with Glasses quien me ayuda a tomar mejores decisiones con relación a qué enfoque tomarle a la estrategia de envíos a festivales de cine. (Si necesitas de ayuda con tu estrategia de festivales, estoy segura de que Marta te da una mano).

Seguimos buscando un estreno mundial para esta película que, desde mi punto de vista como creadora, tiene una mirada bastante femenina, ya que justamente se trata del viaje interno de un personaje.

He avanzado enormemente con el guion de “MEMORIAS PERDIDAS Y ENCONTRADAS”. Creo que tendré que modificar ligeramente el título para incluir alguna palabra en Sesoto, el idioma que se habla en Lesoto, país en el cual se filma esta película. Esta semana estaré participando en el encuentro EAVE Barcelona con este proyecto.

LO QUE ESTOY VIENDO –
Cine, VOD y Youtube

Ya que estamos hablando tanto de feminismos, recomiendo mucho el documental largometraje “A los libros y a las mujeres canto”, de la compañera Maria Elorza.

Me encantó la libertad y creatividad de se toma esta directora para hacer un homenaje a mujeres del cotidiano que guardan tesoros literarios en sus hermosas bibliotecas – y de paso así también homenajear la literatura mundial. El “home video” muy casero se mezcla con extractos de películas clásicas, animación, transparencias y bastantes recursos creativos. La peli logra hacer excepcional a lo cotidiano y visibilizar a esas mujeres aparentemente “tan normales” que con su gesto de coleccionar libros se vuelven enormes. 

LO QUE ESTOY LEYENDO –
Libros, Newsletters

La semana pasada me sumergí en “Luna Roja” de Miranda Gray.

Me gusta como el libro explica muy claramente todas las fases del ciclo y que no solo las mujeres, sino también los hombres, puedan comprender mejor como puede afectar el estado de ánimo y la creatividad de manera positiva. Es un libro que ilumina muchísimo.

“Las antiguas culturas conocían sin duda el poder de la menstruación. Pero las primeras sociedades patriarcales empezaron a considerar este poder como peligro. (…) La menstruación pasó así de considerarse santa y sagrada a convertirse en sucia y contaminante. (…) Tenemos que darnos cuenta de que una parte de nuestra actitud respecto de la menstruación ha sido creada por la historia de la sociedad; una vez que lo hagamos, podremos deshacernos de ese condicionamiento social.” Miranda Gray

APRENDIZAJE DE LA SEMANA

“Como cualquier atleta, la vida de un/a artista tendrá sus lesiones. Son parte del juego.” Julia Cameron 

FOTO DE LA SEMANA

En las pasadas newsletters, te he compartido arte digital de mi autoría: NEON POWER creada con inteligencia artificial y RED POWER (para esta colección invité a mi esposo a retratar mi cuerpo a través de su mirada femenina)

Hoy te invito a ver ELLAS MIRAN DIFERENTE de la artista collage Viviana Riascos:

Screenshot 2022 10 17 at 13.43.37
Ellas miran diferente – Viviana Riascos

Esto es lo que dice Viviana sobre su obra: “El rojo representa el poder de la creación y la fuerza de la vida. Ellas dos son modelos a seguir, mujeres que creen, mujeres que crean”.

Esta pieza hace parte de la colección colectiva “Female Filmmakers: Female Gaze” curada por mí.

LINK DE LA SEMANA

Si quieres leer una vida de película, te recomiendo muchísimo este blog post:

¡Comparte esta newsletter con unx amigx!

Publicaciones Similares