Los tokens no fungibles pueden ser una oportunidad muy interesante para cineastas independientes en relación a la financiación de sus películas.

Todas y todos en esta industria sabemos – conseguir la financiación necesaria es uno de los mayores retos. Y esta dificultad permanece aunque haya avances tecnológicos como CGI, VFX o producción virtual. Financiar el séptimo arte sigue siendo un gran cuello de botella.

Con la llegada de internet empezaron a proliferar plataformas de crowdfunding a través de las cuales muchas películas han logrado grandes partes de su financiación. Yo misma he hecho dos campañas, una para Home – el país de la ilusión y otra para Soy Cris de Tierra Bomba.

En Home – el país de la ilusión ofrecimos enlaces digitales para ver la película y regalos físicos. Ya con Soy Cris de Tierra Bomba prometimos fotos digitales, pero regalaremos NFT a los que nos han apoyado con más de 40 USD.

¿Por qué decidí cambiar fotos por NFT en el regalo de crowdfunding?

Muchas películas de Kickstarter, Verkami, Vaki, etc ofrecen recompensas digitales o físicas, como obras de arte o carteles o acceso a imágenes detrás de cámaras. Sin embargo, este tipo de mercancía no proporciona el tipo de escasez y valor como lo hace el NFT (token no fungible). Claro, el propietario puede obtener un clip MP4 que puede ver en sus dispositivos cuando lo desee. Pero a menos que puedan venderlo o intercambiarlo, no es representativo de su inversión, es simplemente un recuerdo.

Emitir estos activos como NFT y tener un mercado secundario para tales activos, proporciona una fuente de ingresos para cineastas, al tiempo que permite a las/los fanáticos poseer una pieza de propiedad intelectual relacionada con la película. Esto permite una relación más profunda y simbiótica entre productor y fan. 

Los NFT aseguran regalías de reventa para quien los haya creado. El porcentaje depende de la plataforma de acuñación. En OpenSea se limita al 10%, pero en otras plataformas como Rarible o DoinGud se pueden elegir regalías más altas.

Entonces aunque estemos regalando NFT de Soy Cris de Tierra Bomba, nos llegará algún dinero decide vender su NFT.

Otros experimentos en torno a la financiación de películas y NFT

Mogul Productions es un proyecto que está utilizando la tecnología blockchain para ofrecer la oportunidad de poner control en manos de los fanáticos del cine. Ha creado un sistema que permite a las/los fans comprar tokens que les dará derecho a votar sobre las películas que se hagan, proporcionando una capa de “prueba social” para respaldar una mayor inversión si necesario. Le da al productor de la película una ventaja a la hora de negociar acuerdos de distribución.

Permitir que las/los fans determinen qué películas se hacen, que las financien y ofrecerles la oportunidad de poseer valiosos productos digitales creará seguidoras/es leales para toda la vida. Blockchain y las criptomonedas ofrecen nuevas oportunidades para conectar cineastas y fans directamente de una manera que simplemente había sido posible hasta ahora.

Por cierto, la fundadora y creadora de Mogul Productions es una mujer, Lisa Sun.

¿Qué dice Hollywood de NFTs y finanzas decentralizadas?

El financiero de Hollywood y productor de películas de éxito, Christopher Woodrow (Birdman), avanza en la venta del token de seguridad MovieCoin Smart Fund (MSF). El proyecto pretende brindar altos niveles de liquidez y eficiencia a la industria cinematográfica de Hollywood.

Christopher Woodrow es el CEO de Moviecoin, un proyecto basado en blockchain que utiliza tokens de utilidad y seguridad MSF. Woodrow confía en que su nuevo token de Moviecoin tiene el potencial de reinventar el actual modelo de capital de riesgo de Hollywood.

Según Woodrow, el sistema existente de financiación financiera en Hollywood está simplemente desactualizado. Actualmente requiere una inversión sustancial desde el principio, lo que limita su base de inversores a una puñado pequeño de personas.

En una entrevista reciente de Forbes, Woodrow discutió tal situación. “Para invertir en Hollywood, uno tenía que presentarse previamente con un cheque por 50 millones de dólares para que cualquiera lo tomara en serio”. Además que sus activos se quedan “congelados” durante períodos de tiempo bastante largos, pues la producción de una película tarda varios años.

Las barreras tanto al acceso como a la liquidez son precisamente lo que Woodrow pretende romper con el token de seguridad de MSF. La reputación del proyecto se basa en su considerable experiencia como reconocido productor de Hollywood. En el pasado, Woodrow se desempeñó como presidente y director ejecutivo de Vendian Entertainment y Worldview Entertainment. Ambas compañías brindan financiamiento y producción de películas cinematográficas, con muchos éxitos de taquilla.

Los fondos adquiridos de la venta del token de seguridad de Moviecoin se utilizarán inmediatamente.

“Creemos que el token de seguridad MovieCoin Smart Fund (MSF) será innovador para Hollywood de varias maneras. En primer lugar, estamos vendiendo tokens de seguridad por valor de 250 millones de dólares para financiar 60 películas durante los próximos seis años. Esto significa que se financiarán 10 películas al año con el capital recaudado con la venta de tokens de seguridad de MSF. Todas las películas estarán dentro del rango presupuestario de $ 15 a $ 65 millones de dólares “, explica Woodrow en una entrevista a Tokenist.com.

Mediante la venta de dicho token, inversores ubicados en todo el mundo pueden participar en una película de Hollywood. Los beneficios son un alto grado de acceso de inversores a películas y liquidez para productoras de una manera como Hollywood aún no lo ha visto, dice Woodrow.

En mi blog post anterior sobre NFTs doy otros ejemplos de películas que han usado NFTs.

En mi curso “Sírvele a tu audiencia” de Just Love Film Academy dedico varios módulos a la creación de NFTs para el cine independiente.

Si te ha gustado el contenido, por favor comparte. 😉

Publicaciones Similares